¿Por qué existen los hombres?

La gran pregunta de la evolución, ¿por qué la reproducción sexual domina el mundo animal? Es decir, ¿por qué existen individuos de diferentes sexos?

PORTADA
Fotografía de Jon Kortajarena en una sesión de fotos.

Este ha sido uno de los grandes enigmas de la biología evolutiva, pues tiene poco sentido invertir energía en producir individuos que no generan descendencia directa (machos). Sería más lógico que todos los individuos de una especie pudieran dar a luz a más individuos, lo que les permitiría aumentar la población más rápidamente y dominar sobre las otras. Este es el caso de las especies partenogénicas, en las que las hembras pueden reproducirse sin fecundación en situaciones extremas (como algunos insectos y reptiles), o cualquier organismo con reproducción asexual (como las plantas).

Sin embargo, la mayoría de organismos superiores, como los animales, tienen reproducción sexual. Así que tiene que haber alguna explicación, alguna recompensa evolutiva a cambio de toda esa energía invertida en producir “machos”, individuos que no dan a luz y que reducen las posibilidades de aumentar la población a la mitad.

Un estudio de la Universidad de East Anglia ha propuesto una solución al problema: la selección sexual protege frente a la extinción.

La selección sexual comprende todos los procesos evolutivos que favorecen la reproducción, el apareamiento entre individuos. Esta es un proceso más de los que intervienen en la selección natural, sólo que, como ya dijo Darwin en El origen de las especies, pueden no ir siempre de la mano, pero forman parte del mismo proceso. Por ejemplo, la plumas del pavo real macho atraen a las hembras, así que los machos más coloridos se reproducen más, sin embargo es una desventaja frente a los depredadores. ¿Esto significa que las plumas coloridas van en contra de la selección natural? No, sólo significa que ha tenido más peso el apareamiento que la protección frente a los depredadores en el desarrollo evolutivo de esta estructura.

Este equipo de investigadores propone que las ventajas que ofrece el apareamiento en la diversidad genética de los individuos supera las pérdidas energéticas al producir dos sexos diferentes. Testaron su hipótesis estudiando dos poblaciones de escarabajos durante 10 años, una sólo con hembras que se reproducían de forma asexual, y otra con una fuerte selección sexual (90 machos con 10 hembras, compitiendo por la reproducción). El resultado fue que la población con reproducción sexual es más robusta frente a la extinción que la otra, cuya salud empezó a declinar a partir de la décima generación.

Así que, aunque parezca increíble, sí hay razones para que los hombres existan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s