Superantibióticos

Pasamos de las superbacterias, de las que ya hablamos en este Blog anteriormente, a los superantibióticos. Para introducir el tema, recordaremos un poco la entrada anterior: desde la aparición de los antibióticos hemos visto como, cada vez más rápidamente, su abuso ha llevado al desarrollo de superbacterias, organismos capaces de sobrevivir en presencia de antibióticos.

El mejor ejemplo de esto es Staphylococcus aureus, una bacteria comensal que habita en las mucosas. Normalmente no es dañina, pero si las condiciones cambian puede volverse patógena. Este organismo ha resultado ser el que mayor número de resistencias a antibióticos ha desarrollado en las últimas décadas.

250px-staphylococcus_aureus_bacteria_escape
Staphylococcus aureus  Wikipedia

Pero no sólo las bacterias evolucionan para esquivar las trampas humanas, el propio cuerpo humano evoluciona con ellas, para resistirlas. Aunque, más que el cuerpo humano, es la microbiota que convive con nosotros la que lo hace. Este el caso de Staphylococcus lugdunensis, otro estafilococo que habita en las mucosas, capaz de producir una substancia que evita el crecimiento de S. aureus, Escherichia coli y Streptococcus pneumoniae a su alrededor. La sustancia identificada se ha bautizado con el nombre de lugdunina y puede ser la base para el nuevo superantibiótico en esta guerra armamentística contra las bacterias, como se ha publicado recientemente en Nature.

Lo más interesante de esta investigación es el origen de esta sustancia: una bacteria de nuestra  microbiota. La microbiota humana se está convirtiendo en el nuevo filón de la investigación biotecnológica y biomédica, y no es de extrañar. Se ha calculado que el peso de microorganismos que habitan un cuerpo humano es superior al de las células estrictamente humanas que lo componen, y que su diversidad genética y metabólica es única entre individuos y variable en el tiempo. Estos datos revelan que son una parte esencial de nuestro organismo, y los hallazgos como el comentado en esta estrada confirman que las bacterias son buenas, tanto que no podríamos sobrevivir sin ellas.

Anuncios

2 thoughts on “Superantibióticos

  1. Muy interrsante. En la ” guerra” contra las bacterias patógenas he leído recientemente que tal vez seria más efectivo trabajar en modificar las condiciones del “terreno” en el que proliferan “centrándonos en los alimentos adecuados y no en los farmacos inadecuados” ( Robert O. Young, La milagrosa dieta del pH. 2012). ¿Qué pensais de ello?. Gracias

    Me gusta

    1. Hemos consultado el trabajo del señor Young, y, por lo visto, en 2014 fue encausado por practicar medicina sin licencia y robo, al estafar a sus pacientes de terapias alternativas. Sus “estudios” no tienen base científica alguna, así que no podemos valorarlos.
      En cuanto a la “guerra” contra los patógenos, creemos que los antibióticos son un camino bueno, pero que no hay que abusar de ellos y que los probióticos dan buenos resultados para mantener nuestra microbiota sana durante los tratamientos.
      Gracias, un saludo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s