Las grasas que comemos favorecen la metástasis

comida-grasosa-h

La carrera armamentística entre el desarrollo de nuevos tratamientos contra el cáncer, y la adaptación de dichas células a los diferentes fármacos no tiene fin. Así mismo, poco a poco se va conociendo más sobre las células tumorales, su metabolismo, y la expresión de ciertos factores que las diferencia de las células wild type (WT). Y ya no solo se avanza en el conocimiento sobre la capacidad de discernir entre una célula tumoral y una WT, sinó entre las mismas células tumorales, así como entre aquellas que son metastásicas y las que no han perdido la capacidad de adhesión.

Uno de estos avances lo ha protagonizado un grupo de científicos del Institut de Recerca Biomèdica de Barcelona (IRB). Mediante diferentes observaciones han sido capaces de demostrar que aquellas células con capacidad metastásica poseían una expresión superior de CD36 respecto a las no metastásica, incluso cuando se “introducía” CD36 sobre células no metastásicas, estas se desarrollaban como tal.

Pero el kit de la cuestión no está en el descubrimiento de CD36 como marcador diferencial de células metastásicas y no metastásicas, sino en la función que posee CD36 a nivel fisiológico y su relación con la metástasis. La proteina CD36 posee un papel clave en la internalización de ácidos grasos al interior celular. Por lo tanto la hipótesis que planteó el aquipo del Dr. Salvador Aznar Benitah fue si el consumo de grasas, y por lo tanto de ácidos grasos, estaría directamente relacionado con la expresión de CD36, y por ende con el desarrollo de células metastásicas.

En el siguiente enlace el equipo barcelones explica el proceso en un vídeo: Targeting metastasis-initiating cells through the fatty acid receptor CD36

Los resultados observados y publicados en la revista Nature bajo el título de Fat fuels cancer’s spread in mice nos indican claramente que aportando a ratas una dieta con gran cantidad de ácidos grasos, los niveles metastásicos en tumores orales implantados, aumentan de una forma significativa. Además también han obtenido resultados con ácidos grasos específicos, como el ácido palmítico, muy utilizado en la industria de alimentos procesados y los datos fueron asombrosos, la frecuencia metastásica de los ratones a los que se les suministró dicho ácido graso aumentó al 100%.

Los datos obtenidos y las conclusiones del trabajo son importantísimas, ya no solo desde la investigación básica para conocer el funcionamiento de las células metastásicas y sus factores, sinó que nos aporta información de lo importante que es comer bien para nuestra salud.

Tambien observaron que el bloqueo con anticuerpos de CD36 favorecía la disminución, de una forma muy significativa, de la capacidad metastásica de los carcinomas desarrollados por las ratas. Por lo que también sería una diana terapéutica de gran interés.

Desde el Blog de Biología Molecular queremos felicitar al equipo por la publicación debido a los resultados tan interesantes que se han aportado, y porque sabemos de primera mano que no es nada fácil ser científico en España debido a los contínuos recortes en las partidas destinadas a la investigación, las cuales están dejando a la ciencia española muy débil y muy atrás respecto a sus socios europeos.

Anuncios

2 thoughts on “Las grasas que comemos favorecen la metástasis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s