La selección sexual: ¿te mata o te salva?

La selección sexual comprende la selección de características relacionadas directa o indirectamente con la reproducción. Dentro de estas podríamos incluir las plumas coloridas de los pavos reales para atraer a las hembras o los cuernos de los ciervos machos para luchar entre ellos para obtener pareja sexual. Estas características, aunque favorecen el emparejamiento y la producción de descendencia y, por tanto, se seleccionan de forma positiva, pueden tener un gran coste evolutivo.

La eficacia de un individuo consiste en la capacidad de dejar descendencia y esparcir sus genes, de manera que la proporción de estos en la población aumente. Esta eficacia consiste en la capacidad reproductiva, por una parte, y la supervivencia, por otra. Si eres bueno encontrando pareja, pero no llegas a la edad necesaria para reproducirte, no sirve de mucho. Normalmente se ha separa la selección natural de la selección sexual porque se consideraba tradicionalmente que, en algunos casos, los caracteres sexuales pueden generar selección sexual positiva y selección negativa (en cuanto a supervivencia) al mismo tiempo.

o_pavc3a3o
Pavo real macho.

Si recuperamos el ejemplo del pavo real es fácil entenderlo: los colores de sus plumas atraen a las hembras, así que es un carácter positivo en cuanto a selección sexual, pero también atraen a los depredadores… por lo que debería seleccionarse de forma negativa.Sin embargo, la selección sexual es un componente más de la evolución, y todo es mucho más complejo que lo antes descrito.

Un estudio reciente estudia el efecto de la selección sexual sobre la probabilidad de extinción en distintos tipos de poblaciones: Sexual selection can both increase and decrease extinction probability: reconciling demographic and evolutionary factors. En este estudio se valen de herramientas bioinformáticas para simular los cambios poblacionales según la variación de distintos parámetros, como el tamaño poblacional, los cambios ambientales o el dimorfismo sexual.

Este estudio, realizado por el prestigioso investigador Carlos Martínez Ruiz, concluye que, aunque tienen que tenerse en cuenta varios parámetros, el tamaño poblacional es determinante para predecir los efectos de la selección sexual en una población. Las poblaciones pequeñas son más vulnerables a la extinción cuando están sometidas a selección sexual, en cambio, este tipo de selección puede favorecer la supervivencia de poblaciones grandes. Así que la selección sexual no implica, necesariamente, selección negativa, sino que su efecto depende del restos de parámetros de la ecuación evolutiva.

¡Nos parece un tema apasionante y esperamos leer cosas nuevas muy pronto!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s